1. Antecedentes

Las recomendaciones que hace ROCA a continuación se basan en su experiencia de mas de 87 años en la construcción de pisos; en mediciones hechas en su laboratorio, y en los fundamentos de la tecnología del concreto y de los materiales aglomerados con cemento.

a. Todos los materiales aglomerados con cemento se encogen ai secarse.

b. El acortamiento ocurre por pérdida de humedad y no por ganancia de resistencia, o sea que el curado no influye en este fenómeno (en otras palabras. Las baldosas que presentan resistencia satisfactoria se pueden encoger o alabear si no han sido aclimatadas a las condiciones del lugar donde se van a instalar).

c. En las condiciones climáticas mas frecuentes y con los materiales que usa ROCA, el encogimiento, desde que las baldosas salen de las pulidoras hasta que su humedad se equilibra con la del ambiente, es de 2 a 8 mm por cada 10 m de longitud. Con otros materiales o en climas extremos los encogimientos pueden ser muy diferentes, y también pueden serlo los alabeos, a los cuales se hace referencia adelante.

d. Aún cuando se instalen baldosas ya aclimatadas, el material de pega se encoge y el piso se puede fisurar y alabear si no se colocan varillas que controlen estos movimientos.

e. Las dos capas que componen las baldosas son hechas con materiales y en proporciones diferentes, los procesos de pulida generan tensiones por tanto se produce alabeo en las piezas individuales (en general salen de las pulidoras con las puntas levantadas, se vuelven planas y se estabilizan con el centro levantado con relación a los bordes).

f. Con el fin de controlar la magnitud de los alabeos, en todos los pisos aglomerados con cemento se acostumbra conservar dentro de ciertos límites la relación entre la distancia entre las juntas y el espesor, como se indica a continuación.

Tipo de Piso L (cm) e (cm) L/e
Pavimento de Concreto 500 20 25
Andenes 150 7 21
Terrazos 120 5 24
Canchas 240 10 24

Como podrá verse adelante, la relación l/e que sugiere ROCA para los embaldosados es del mismo orden de la de otros pisos aglomerados con cemento.

g. Cuando el embaldosado trata de encogerse y de alabearse existen restricciones que lo impiden, y por tanto se presentan esfuerzos de tracción que disminuyen de manera autónoma a medida que pasa el tiempo; si se emplean cementos de rápido endurecimiento, o se acelera el del piso, no hay oportunidad de que se dé este fenómeno de relajación de tensiones, y aumenta el riesgo de que aparezcan fisuras.

2. Planeación

a. Se deben instalar juntas para controlar el encogimiento y el alabeo del piso, espaciadas en forma tal que la distancia entre estas juntas no sea mayor de 30 veces el espesor del conjunto; por ejemplo, si el embaldosado tiene un espesor de 6 cm., que es el mínimo recomendado, los paneles deben ser de l,80x 1,80 m, y si es de 10 cm, de 3x 3 m, etcétera; este valor se puede incrementar a 50 veces cuando el embaldosado se coloca sobre un entresuelo una base granular, y se debe limitar a 20 en zonas expuestas a asoleamiento directo, como debajo de domos traslúcidos.

b. En las juntas se colocaran varillas de 42 milímetros de profundidad, (que penetran en el concreto de pega), y con salientes para incrementar la adherencia; ROCA las tiene disponibles en varios colores (además, si el cliente lo desea, ROCA puede instalar varillas de menor profundidad, pero empleará sistemas que garanticen que parte del concreto de pega sea discontinuo en las varillas, y que queden positivamente ancladas al soporte para evitar que se desprendan) ; también sugerimos instalar varillas sobre las caras de las vigas de amarre y entre 10 y 30 cm. De las caras de las vigas principales de las placas aéreas y en las boca-puertas.

c. Si se instala sobre placas de concreto que tengan juntas para control de movimientos, las del embaldosado deben coincidir con las del soporte.

d. Las varillas deben ser continuas entre los limites de cada espacio, o empatar con otra en forma de "t", (nunca de "l").

e. Solo se requiere colocar juntas perimetrales cuando el piso se instala sobre placas postensadas.

f. ROCA sugerirá en cada caso las precauciones a tener en cuenta cuando se vaya a embaldosar sobre acabado existente, con el fin de evitar que las juntas del viejo piso se reflejen en el nuevo.

g. ROCA recomienda que el espesor del conjunto baldosas-concreto de pega no sea inferior a 6 cm.

3. Baldosas

3.1. Selección

ROCA ofrece una amplísima gama de colores de las baldosas y tamaños de los granos, pero recomienda que la selección se haga no sólo por la apariencia sino por las características físicas y mecánicas, cuyos limtes están definidos en la norma ntc 2849.

En el laboratorio de control de calidad de ROCA se realizan permanentes ensayos para verificar que todos los lotes de nuestros productos cumplen los requisitos exigidos por la norma.

El tamaño del grano debe ser el mayor compatible con la apariencia deseada del piso.

Nota: ROCA aconseja no seleccionar baldosas con tamaño de 3 mm. O menos, pues no sólo los acortamientos por secado son mayores, sino que es difícil controlar las variaciones de tono, aún dentro de un mismo lote.

3.2. Almacenamiento

Cerca al lugar de instalación se almacenarán las baldosas bajo cubierta y separadas del piso con piezas de madera, colocadas cara contra revés, y con una separación de al menos 30 cm. Entre los arrumes y entre éstos y los muros; además, ROCA coloca, entre cada hilada horizontal de baldosas, varillas de madera para evitar la rotura de los bordes y facilitar la evaporación.

Cuando sea necesario emplear la cortadora, se usarán baldosas con dimensiones ya estabilizadas y del mismo lote de las vecinas; las piezas obtenidas se secarán hasta retirar toda la humedad superficial, y se almacenarán cara contra revés hasta su instalación.

3.3. Lotes

La totalidad de las baldosas que componen cada lote de ROCA están marcadas con un color característico que las distingue de las de otros iotes; cada uno de ellos se debe almacenar en arrumes claramente separados.

4. El Concreto de Pega

a. El cemento: Será portland tipo i.

b. La arena y el agregado grueso (de 5 a 15 mm): Debe, ser apto para producir concreto estructural.

En la obra se debe disponer de dos arrumes aislados para la arena, de no más de 20 m3 cada uno, con el fin de poder emplear uno hasta agotarlo mientras se almacena en el otro.

Nota: esto se sugiere con el fin de evitar excesiva acumulación de finos arrastrados por el agua hacia el fondo de los arrumes.

5. Aditivo

ROCA emplea un aditivo plastificante retenedor de agua que mejora la trabajabilidad y la adherencia e impide que las baldosas se saturen mientras el concreto endurece.

6. Proporciones y preparación del concreto


Las proporciones por volumen serán 1: 3: 2 (cemento: arena: agregado grueso).

Nota: las proporciones por peso son muy diferentes, debido a los distintos pesos unitarios de los materiales; estos valores, para los de uso frecuente en medellín, son: cemento: 1.100 kg/m3; arena: 1.450 kg/m3, y grueso: 1.400 kg/m3.

La medida se hará en recipientes adecuados, por ejemplo en cuñetes de 5 galones; no se permite la medida por "cochados' o por "paladas" debido a su alto grado de imprecisión.

La cantidad de agua de la mezcla será la máxima (sí: la máxima), compatible con un adecuado asiento de las baldosas.

Nota: mientras mayor sea el contenido de agua de la mezcla mejor será la adherencia entre ésta y las baldosas, la consecuente disminución de la resistencia a compresión carece de importancia. (téngase en cuenta que una pieza de 30x30 cm, pegada con una mezcla de 175 kg/cm2, soporta una carga de compresión superior a 150 toneladas).

En los casos excepcionales en que el mezclado se haga a mano, se deben homogeneizar los materiales en seco, pasándolos al menos 3 veces de un sitio a otro hasta que la mezcla tenga un color uniforme, luego agregar el agua, y remezclar.

Se debe descartar la mezcla que no se haya usado 1 hora después de su preparación.
Si durante este tiempo la mezcla se rigidiza, se puede agregar agua, y proceder a un cuidadoso remezclado en el tambor.

Nota: la pérdida de resistencia a compresión es despreciable frente a la ganancia de adherencia.

7. Colocacion, lechada, pulida y brillada

7.1. Instalación

Al momento de colocar las baldosas el soporte debe estar húmedo, pero sin empozamientos.

ROCA no permite el trabajo de instalación en zonas expuestas a viento o a asoleamiento directo; si se presentan estas condiciones, se deben tomar las medidas pertinentes para evitarlas.

Por ningún motivo permitirá ROCA que sus baldosas se sumerjan en agua antes de instalarlas.

ROCA no permite rociar con agua la mezcla una vez extendida; si ello se hace, hay certeza de que el piso se agrieta; como ya se indicó, si se precisa agregar agua, se debe retirar el concreto y remezclarlo (la costumbre de regar la mezcla con agua es tan extendida entre algunos instaladores que el recipiente que contiene el agua tiene su nombre propio: "remellón").

Las piezas se deben colocar en su posición final en cuanto a hilos y niveles, sin permitir movimientos posteriores que deterioran la adherencia.

La juntas frías deben coincidir con las varillas.

7.2. Lechada

En ROCA tenemos claro que de la calidad de las lechadas depende en gran parte el adecuado funcionamiento del piso, y que su correcta aplicación es un proceso
Delicado, y por tanto solo lo encomendamos a personal capacitado y responsable.

En ROCA programamos el proceso de lechada al principio de la jornada de trabajo debido a que la mezcla fluye mejor por ser más baja la temperatura, y hay tiempo suficiente para repetir las muchas veces que se requiere pasar la escoba sobre la mezcla.

Empleamos tres recipientes; uno para medir el agua y el color, otro para mezclar y el otro para lavar.

Se miden tres volúmenes de agua, a los cuales se les va agregando, poco a poco, cinco volúmenes de color ROCA, revolviendo constantemente a medida que se incorpora el material seco.

Se termina de mezclar hasta que desaparezcan los grumos, se deja reposar diez minutos, y se remezcla antes de iniciar su riego.

El personal de ROCA tiene instrucciones claras de no agregar en ningun momento más agua a la mezcla, ni en el recipiente ni en el piso, y además tiene que descartar el material que se haya endurecido y reemplazarlo por otro fresco.

Al momento de regar la lechada el piso debe estar húmedo, pero sin empozamientos.
Se riega la mezcla y se distribuye con la escoba y al cabo de algunos minutos, cuando la lechada descienda en las ranuras, se vuelve a pasar la escoba; esta operación se repite las veces que sea necesario, hasta asegurarse de que la lechada ya no baja mas.

Una vez se verifique que las juntas no requieren mas lechada (es preciso esperar una media hora para comprobarlo), se riega color ROCA seco sobre las juntas y se repasa el piso con movimientos circulares o diagonales de la escoba.

A medida que se vaya terminando este proceso, se debe cubrir el piso durante al menos 2 días con plástico o tela de costal húmeda ( si ello no es práctico, se puede rociar el piso varias veces por día con una fumigadora, sin formar charcos, durante tres días).

7.3. Pulida y brillada

Estos procesos se hacen por medio de abrasivos de granos progresivamente más finos, cada abrasivo se pasa en dos direcciones, en cruz, hasta que desaparezcan las rayas dejadas por el anterior; además, cuando se están haciendo estos procesos se debe retirar por fuera del embaldosado, al menos dos veces por día, la cachaza producida.

El proceso de pulida se inicia con piedra 24, previo riego de arena de pega sobre el piso; la maquina trabaja hasta que se destapen todas las varillas y no haya resaltos en las esquinas de las baldosas, y se limpia con un rastrillo. A continuación se pasa por todo el perímetro la bordeadora con esmeril 80.

Luego se pasa la pulidora con piedra 60, se limpia y se deja que el piso seque para poder seguir con los procesos de brillo, que se inician pasando la brilladora provista de cepillo de alambre, se limpia con escoba seca, y con estopa se aplica una lechada fina con un adherente acrílico.

Al día siguiente se pule con abrasivos más finos.

Se prosigue regando ácido oxálico disuelto en agua, y se pasa la máquina provista de felpas o papel fino.

Al otro día se aplica cera hidrosoluble antideslizante ROCA y se pasa la brilladora con felpa blanca hasta que la cera no presente sombras.

Nota final: algunas obras se salen de lo rutinario, de lo común, y por tanto es preciso hacer modificaciones a ios procedimientos indicados; el departamento técnico de ROCA prestará la asesoría necesaria sobre estos temas y otros relacionados con las baldosas y ios embaldosados para hacer ios ajustes que se crea convenientes.